lunes, 14 de marzo de 2016

Nota de guitarra





Un silencio expectante
tímido y vergonzoso,
sutil ilusionista
cuyo reino es mi entorno

apenas los nudillos
chocan con la guitarra
se produce un latido

como en un espectáculo de magia
se ha esfumado el silencio
de una forma educada
tras una fulgurante reverencia

ha bastado una cuerda
y una nota cualquiera
para ser archivado en la memoria

se emborrachan los tímpanos
con cualquier melodía
ignoran que escuchando lo de afuera
se pierden su concierto de autoestima.



2 comentarios:

  1. Que forma más bella de expresarlo. Un placer volver a leerte

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. A veces hay que abrirse al exterior. Besos.

    ResponderEliminar